La vendimia

Octubre de 2008

En este mes, cambia el tiempo, cambia el paisaje y cómo no, cambian las actividades en el pueblo. Los preciosos girasoles que en agosto alegraban los campos ahora tienen un aspecto mucho menos agradable, aunque a los pájaros seguro que les gustan más. Las viñas ya tienen su precioso colorido otoñal y sobre todo ya han dado su fruto.

La vendimia este año ha estado repartida en dos fines de semana a causa del tiempo y el estado de las uvas. Unos hicieron la recogida en el fin de semana del Pilar y los demás en el siguiente.
En general, creo que resultó una labor convertida en fiesta del agrado de todos.

Fotos: Javier Angulo y Mere de Castro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.