El pueblo crece

Rabé es un pueblo pequeño pero con gran vitalidad. Si nos damos un paseo por sus calles, podremos observar que en los últimos años son bastantes las casas que se han construido o restaurado, así como cocheras, hornos y qué decir de la proliferación de merenderos que podemos ver en las bodegas.

Está claro: No somos muchos, pero ¡nos gusta estar en NUESTRO pueblo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.